8.14.2005

Sin Título IV



Perdona que no hables.

Mi voz ha desterrado tus palabras.

Los sonidos han muerto en tus labios.



Perdona el no verte sonreír.

Tu boca ha olvidado la alegría.

Los gestos ahora son eternidades.



Perdona no sentir tu respirar.

Mi piel ha perecido sin tu aliento.

Tu pecho ya no es más que sólo frío.



Perdona no sentir tu palpitar.

Mis oídos sólo oyen el silencio.

Tu corazón está muy quieto.



Perdona que no esté más a tu lado.

Mi vida aún me cuelga a este mundo.

Tu recuerdo se ha quedado, nada más.



Perdona que no leas mis palabras.

Perdóname dejarte partir lejos.

Perdóname por dejarte sola.

2 comentarios:

indigo dijo...

¿Poesìa verdad eternalbleed?... Ah pregunta la mìa!.
Estuve olfateando un rato (como solia hacer antes sòlo q màs seguido) y como yo no puedo hablar mucho de poetas porq no los conozco ni de poesìa porq no me he sumergido nunca en ella... dando solamente agradables y desagradables vistazos de ignorante, me pareciò interesante leer un rato y preguntarme si es q esa expresiòn, la tuya, es la misma q uno logra de otra manera, escribiendo por ej...; Y es q algunos escritores incursionando o no en poesìa llegan a conocerlo bien a uno, a un lector ordinario y envidioso las màs d elas veces..., como es mi caso.
Todo lo q logran las reuniones de palabras!!.
Estoy en un lugar desconocido ahora, leyendo algo nuevo y oyendo algo muy muy viejo para mì, la canciòn se llama "I Am The Highway". LAs palabras simples a diferencia de lo q todos pensamos son mejores y màs explicativas en sì.
En algunas ocasiones los estros guian y envuelven o embrujan o hasta ayudan en el mejor d elos casos... aunq en diferente forma, ¿no te parece?
Tal vès o quizà.
2 besos

Canalla dijo...

Tic-Tac, se presenta el gran titiritero, tic-tac, hay un corto lamento, tic-tac, el tiempo desprecia, tic-tac, las palabras son muñecos, tic-tac, los mudos son mas sinceros, tic-tac, el absoluto no es eterno, tic-tac, las muelas partidas, tic-tac, la lengua descocida, tic-tac, surge un gran cuestionamiento, ¿Cuándo se hizo agudo eso del desconcierto?, el dedo en la boca, la flema en la garganta,...tic-tac estaremos condenados a seguir escribiendo