12.31.2006

Desde Almería, España...



LA CEGUERA


En el sur
los hombres ya no esperan las caricias,
sus brazos son silentes pasajeros
de un cuerpo estremecido y derrotado.

Los sin nombre
esos caminadores desnutridos
de sonrisas, no entienden las palabras
ni los gestos del viento que les ciega.

Solo el hambre
visita las estancias y amamanta
de muerte a transeúntes sin destino,
la estadística muda de los nadies.



Toño Jerez

(Almería - España)

http://pasajerosclandestinos.blogspot.com/

ETC



De inmediato tronó los huesos de su cuello en un grotesco movimiento. Esa voz estúpida empezaba a desnudarse y él acompañaba la escena moviendo sus dedos como las patas de un escarabajo. Subía desde el suelo un reflejo nocturno en la sangre. Delante, aquella concavidad lasciva rompió su rostro; escaparon todos los gestos...

- ¿Dirá algo?
- No es el tiempo.



Erick Strada

12.22.2006

???????

Esto continuará... (hasta que se me ocurra alguna otra cosa)
.............................................................

10.04.2006

NECESIDAD - Rosario Sabariego





Las sonrisas ya no quieren ser niñas,
los niños se acobardan entre metas,
las palabras se aglutinan entre riñas
mientras tú, a los silencios, retas.

Necesidad,
último aliento del muro
donde mezclas con cenizas
aquel recuerdo oscuro;
trizas
de silencios mutilados.

Las mañanas sólo quieren ser grises,
los pecados se esconden bajo cepas,
las palomas vuelan pero más tristes
mientras tú, mis rincones trepas.

Realidad,
última rareza del tiempo
donde mezclas con sueños
aquel latido lento;
espejo
de murmullos sofocados.

Las estrellas ya no quieren ser magas,
los ocasos se tornan más oscuros,
las lágrimas, más ebrias y amargas
mientras tú, te incineras entre muros.

Necesidad,
último aliento del muro
donde mezclas con cenizas
aquel recuerdo oscuro;
trizas
de silencios mutilados.



R.S.G. (Chare)




*************************************
Poema: Rosario Sabariego Gómez
Voz: Erick Strada
Música: An April March
Tema: Incense of You (arreglado)
*************************************


(Próximas novedades)

Gracias por esta belleza Chare :)

9.24.2006

8.30.2006

Desvarío VII

La Rueda Inventa al Hombre


Girando sobre el dedo de algún muerto
la precoz geometría soñaba
renunciar al concepto de la cosa
y extenderse en tal circunferencia
que abarcara totalmente el infinito

Un giro preocupaba a aquella idea
pues el vacío por entonces era moda
y muy pronto con ayuda matemática
resolvió dignamente aquella trama
dando giros super hiper rápidos
con el fin de hacerse un corazón
que conquistará los amores de la nada

Giró giró giró
hasta hacerse entre sus palmas la abertura
de la cual sangró gotas de tiempo

Giró giró giró
y sus ojos derramaban las estrellas
que brillaron hasta hacerse un firmamento

Giró giró giró
hasta ver un día dentro suyo
palpitar de pronto una galaxia

Giró giró giró
y sus giros dieron vida a extrañas formas

Y giró con millones de planetas
y giró parpadeando en día y noche

La vida como ejemplo de una rosa
se hizo bella y más compleja
y girando en la cabeza del humano
el sueño perfecto con forma de dibujo
conquistó su historia y su intelecto.

Así fue como el hombre
sobrevive como parte de un deseo
que mueve en círculos el mecanismo
y sobre él
sin saber el hasta cuando
giro a giro
el falso orgullo va rodando.


Erick Strada

7.17.2006

Sleeping Beauty



Creó la noche y está desnuda

en espera de vivir inútilmente

junto al alba.


La tierra se adormece

y no despierta

para moldear los vientres azules

que anidan en la orilla.


Hay murmullos y temblores,

hay mares de impaciencia

en el sueño cautivo.




Cercano el siglo

los inviernos florecen en su pelo,

y ella está serena.


El veneno se destila

mientras las olas sacrifican su belleza.


Tiene retazos de tiempo entre los dedos

y la boca esconde la mentira de otra boca.


Tengo sus párpados escritos en mi historia,

designios de rocas y de sal,

y no amanece,

está desnuda

........................y no despierta.

6.12.2006

No niño todavía

No niño todavía,
quítame las vendas
que sofocan estos meses
impuros y arrogantes,
estos falsos calendarios
anudados en mi brazo.

No niño todavía,
quítame de aquella sepultura,
porque nunca hay días muy azules
allí dentro,
y siento la tierra a veces penetrar
en mi garganta;
siento rabia de lo oscuro,
siento la lengua del olvido
escondiéndose en mi boca.

Sé la aguja que remiende
los recuerdos mal cosidos,
sé mis ojos,
sé mi llanto
cuando yo esté seca de vivir;
dibújame de nuevo el mundo,
mi niño,
mi no niño todavía,
sé lo que quieras ser
cuando yo ya no lo sea.

Mañana por la tarde
quizá me encuentres muy cambiada,
una noche entre la noche
cubriendo las esquinas en que existas,
pero no hay izquierda sin derecha,
niño mío,
tú lo sabes más que yo
lo sabes sin saberlo,
sin decir una palabra,
y todo pasa
tal vez con uno o dos raspones
que muestren tu dolor y carne viva.

Las calles de este mundo son estrechas,
mi querido,
mi no niño todavía,
imposibles de cruzar sin tropezarse,
sin matar algún insecto en el camino,
vida por vida, si se quiere.

A veces soy un trapo,
una estrella, una luna,
madrugada sin fin;
a veces yo soy tú,
querido niño mío.
No me dejes nunca sola,
ni cuando haga de tus besos sólo un nudo,
si te ciego,
si te odio,
si te quiebro,
no me dejes sola,
mi dulce niño,
mi no niño todavía.

4.19.2006

Lento



Desaparece con el día
contempla cada risa los dientes
los dolores allá abajo
los blancos huesos rotos que esparce
sobre la risa y oscurece
junto a él todas las cosas
se las traga mientras llora
las risas su saliva
toda la sangre
azul seca sobre el labio
y llora más
y la boca ríe
y desaparece con el día
no contempla ya
no duele





Erick Strada

4.16.2006

Tiempo



Devuelve, tiempo,

la herida virgen que era gloria

antes de romper con las entrañas

nuestras bocas y el rencor.




Devuelve los marchitos mediodías,

las alas de sol para jugar de nuevo

entre el mar desierto y la blanca noche.




Recuerda esas miradas sobre el universo,

perdidas en el filo de tu sueño,

recuerda el musgo amenazante

vencido en nuestros pies.




Devuelve, tiempo,

esa inútil melodía

que apagaste en el silencio.






Erick Strada

3.15.2006

Poema sin título



Así morirá mi boca,

de cansada alguna noche,

embriagada de quietud,

seca y vana, sin palabras,

aún abierta y esperando

revivir en una frase

que recuerde cuán fatal

es vivir en una piel

que se enfría y que envejece

cuando mata al que la toca.




Así morirá mi boca,

descansando en la sonrisa

que alejó el amanecer.

Se irá el color de mis labios

a pintar los nuevos sueños

que reemplacen los pasados,

para sentir en mi lengua

una dulce fantasía,

encontrándole a la nada

un poquito de sabor.


Así morirá mi boca,

sin decirles nada más,

consumida por los gritos

que encendieron mi escribir

cuando caí junto al cielo,

cuando supe que decir

(sólo a veces, sólo a veces...).



Erick Strada

3.03.2006

Madrugada



Ancho abismo separa luces muertas

con nombres arrancados a mil almas,

esperando que el día abra sus puertas

trayendo la rutina entre sus palmas.




Las palabras ausentes hacen eco

mientras la luna piensa en retirarse

a rumiar en un triste recoveco

insomnios fermentados y embriagarse.




Y el sol apareció casi a traición

llenando de bostezos otro día

que alarga este camino hacia la nada.




La noche le dio paso a otra canción

enmascarada en notas de alegría

a destruir la serena madrugada.






Erick Strada

1.25.2006

Aforismos III



El suicidio no es un método de muerte; es un estilo de vida.



Erick Strada