3.02.2007

Insanias VI



El árbol murió bajo su lluvia y su lágrima dulce; él descubrió los rostros que faltaban en los eclipses. La rama de mi mano fue su flor de antigüedad. En aquel tiempo nuestras arterias recorrían los bordes del todo, incluso los suyos, porque antes de consagrar las figuras al Sol, las savias eran trazos infinitos en el sonido del verbo. Libere ahora cada resto de paz adherida al sello, cada infierno y profecía marcada por los dientes. Deje la marca de su canto azul en la garganta del cantor.



Erick Strada

4 comentarios:

Miguel dijo...

Erick, te he colocado en los enlaces de mi blog, espero que no te moleste, pero es que hombre, cada uno de los post que escribes es una joya y por supuesto todo lo que los rodea. Sinceramente magníficos.

Miguel dijo...

Erick ¿Qué sucede? ¿Sequía...? (Qué lástima...)

Anónimo dijo...

Te felicito. Y te mando un enlace a un blog mio donde he dejado un libro enédito. Espero que le eches un vistazo.
Saludos: Cas_orla

Este es el enlace a mi blog:
http://laricp-casorla.blogspot.com/

Anónimo dijo...

saludos quisiera saber si me pudieras dar informacion del dvd de "juventud coaza", ya que quisiera conseguirlo,yo vivo en lima.
gracias

percy pumaccajia
e-mail pumaccajiat@yahoo.com