12.23.2007

29

Ayer quiso mostrarse ante el reflejo blanco del papel. Gritó y gritó con el temblor de su boca infantil mientras sus labios besaban mi sombra. La esquina de la habitación aprendió a atrapar las palabras tristes que caían de ambos cuerpos al llorar una canción hambrienta.

(Nadie vino a guardar su mundo en cofres de sangre. Nadie reconoció la marca sobre el pecho sin alguna fotografía alrededor de sus manos)


Erick Strada

5 comentarios:

Chare dijo...

Ayer quiso mostrarse ante el reflejo blanco del papel. Gritó y gritó con el temblor de su boca infantil mientras sus labios besaban mi sombra. La esquina de la habitación aprendió a atrapar las palabras tristes que caían de ambos cuerpos al llorar una canción hambrienta.

(Nadie vino a guardar su mundo en cofres de sangre. Nadie reconoció la marca sobre el pecho sin alguna fotografía alrededor de sus manos)

Anuar Zúñiga Naime dijo...

Invitación.
Hola:
Somos KALA Editorial. Queremos invitarte a que formes parte de nuestra Casa de Retiro para Poetas Incurables, escríbenos a poesia@kalaeditorial.com para contactarnos contigo.

Kala Editorial. www.kalaeditorial.com

E. Garcés dijo...

Me sonó como algo depresivo...un dolor callado que nadie sabe.Escribes muy bien, ahora debes escribir con el corazon. Me gustaria un poema mucho mas narrativo, que con pocas palabras relate mucho y mas musicalidad please. Un abrazote!

LiterataRoja dijo...

Ey, a mi me pasa seguido!!!
El maldito todavia se mete en mis poesias...

SOMBRA FALSA dijo...

Permite mi insolente entender,
Lo he leído dos veces, la primera tuve la sensación de pérdida, pareja, amor.
La segunda, un dolor más agudo, que suele no acabar jamás, pérdida…pero de un pedazo, de un hijo(a).

En ambas situaciones por muerte. Y ya sea el día en que dejó de ser inmortal, o bien aquel en que se visita la placa de cemento que lo(a) cubre, estás solo.
Y en la rutina de los días, nadie puede saber que sangras a tajo abierto, si no identifican la imagen retratada (foto) de ese pedazo, que te falta, que ese talismán no volverá…
(claro, que seguramente estoy equivocada)

Por qué intentar interpretar lo que has escrito? porque es una vanidosa necesidad del hombre creer, o decir: te conozco, te siento, mi sangre aún no coagula, nado cada hora en ese fluir, hermano, estoy aquí para ti...
o una simple necedad, sin apelativos.

Por qué me he extendido más de lo soportable? porque me ha gustado mucho el volúmen en que escribes, y también porque soy egoísta, quiero que leas lo que sentí con tu expresión...

Gracias...disculpa te ruego la desmesurada extensión del comentario.-

Abrazos,